BIOFACH, feria mundial de productos ecológicos, se celebrará en verano, del 26 al 29 de julio de 2022. Prevista inicialmente para la tercera semana de febrero, el cambio de fecha se ha decidido de forma excepcional para evitar la crisis sanitaria y favorecer la mayor participación, tanto de expositores como de visitantes.

Tras su celebración el pasado año en formato digital, para la edición de 2022 se combinarán ambos formatos, la exposición en el recinto ferial de Nuremberg y la presentación digital de los productos y servicios, con el objetivo de seguir siendo la referencia para la comunidad B2B de la alimentación ecológica.

Alimentos ecológicos para frenar el cambio climático.

Bajo el lema “Organic, Climate, Resilience” el programa del Congreso que se organiza de forma paralela durante la feria, tratará sobre la importancia de la producción y el consumo responsable, así como la relación que existe según la ciencia, entre los eventos globales extremos como la crisis climática o las pandemias, con la forma en que gestionamos el entorno natural.

El mercado de productos ecológicos.

El mercado de productos ecológicos no ha dejado de crecer y la pandemia le ha dado impulso en todo el mundo. La nueva conciencia sobre la salud hace que los consumidores recurran en mayor medida a la alimentación ecológica. El Covid-19 está cambiando los hábitos de consumo y se espera que, a nivel mundial, la facturación de los productos ecológicos supere los 130 mil millones de euros en los próximos 5 años.

Biofach es el evento más importante para el sector ecológico a nivel mundial, siendo una herramienta principal para recopilar información, conocer de primera mano tendencias y novedades, pero sobre todo para establecer contactos comerciales en un mercado diferenciado que requiere un adecuado nivel de conocimiento y especialización.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha convocado los Premios Alimentos de España 2021, en esta edición con ocho categorías: Industria Alimentaria, Accésit a la Iniciativa Emprendedora, Producción Ecológica, Internacionalización Alimentaria, Producción de la Pesca y de la Acuicultura, Comunicación, Restauración y Premio Extraordinario Alimentos de España

Premio Alimentos de España a la Producción Ecológica

El Premio Alimentos de España a la Producción Ecológica está enfocado a premiar las acciones que de una manera global mejor integren la conservación de la biodiversidad, el respeto al medio ambiente, la potenciación del desarrollo rural y los recursos locales y la innovación tecnológica, redundando en la obtención de productos de calidad conformes al método de producción ecológica, siguiendo las directrices del Reglamento (CE) número 834/2007 del Consejo, de 28 de junio de 2007, sobre producción y etiquetado de los productos ecológicos.

Podrán participar explotaciones agrarias y empresas alimentarias, con sede principal dentro del territorio nacional y con el certificado valido en vigor que acredite el cumplimiento de la normativa sobre producción ecológica.

Presentación de candidaturas

Las solicitudes de participación se pueden presentar a través del registro electrónico del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en la sede electrónica donde existe un modelo normalizado de solicitud.

Para poder participar será necesario cumplimentar y adjuntar la siguiente documentación:

  • Anexos I y II de la convocatoria debidamente cumplimentados:
  • Una Memoria con las actuaciones más destacadas por las que se desea optar al premio (con un máximo de 10 páginas, escritas con letra Arial, tamaño 12, e interlineado sencillo de acuerdo con lo especificado en el anexo IV de la convocatoria)
  • Certificado de conformidad de la producción ecológica en vigor.
  • Otra documentación complementaria que se estime oportuno.

El plazo de presentación de las candidaturas estará abierto hasta el próximo 30 de marzo.

A pesar de las reticencias de algunas organizaciones del sector y tras haberse retrasado un año por la pandemia del coronavirus, con el comienzo de 2022 ha entrado en vigor la nueva regulación europea para el sector de la producción ecológica.

A finales de 2011, menos de tres años después de su puesta en funcionamiento, la Comisión Europea empezó a revisar el marco legislativo de la agricultura ecológica, comenzando un largo proceso para llegar finalmente, casi siete años después, a la publicación del Reglamento (UE) 2018/848 de 30 de mayo de 2018 que el pasado uno de enero, ha derogado la normativa aplicada anteriormente desde 2009.

El nuevo Reglamento de la UE, ¿Qué ha cambiado?

Según la Comisión, la nueva regulación europea para el sector de la producción ecológica es reflejo de la evolución de un sector en gran crecimiento, incorporando cambios para garantizar la competencia leal entre agricultores europeos y de terceros países, evitar el fraude y mantener la confianza de los consumidores.

A partir de ahora se pueden certificar nuevos productos como ecológicos, como por ejemplo sal, aceites esenciales, levaduras, tapones de corcho, algodón sin cardar, lana y pieles entre otros. También se añaden conejos y ciervos como nuevas especies animales.

Una de las principales novedades es la certificación de grupos de operadores. Una modalidad aplicable a determinadas tipologías de productores que comercialicen de forma conjunta y que establezcan un sistema de control interno en una organización que debe tener personalidad jurídica. Además de cumplir también una serie de requisitos de tamaño y localización, se deberá tener en cuenta que los incumplimientos individuales pueden afectar al certificado de la agrupación.

Reglas para agricultores y ganaderos

El concepto de agricultura en estrecha relación con el suelo se refuerza en el nuevo reglamento, estableciéndose criterios específicos de rotación de cultivos y mejora de la fertilidad de los suelos. Se incluyen en el texto, técnicas para el control de plagas y enfermedades, como la biofumigación y la solarización. De especial importancia es la nueva definición del material de reproducción vegetativa, incluyendo además de las semillas, las plántulas y esquejes, entre otros.

En el caso de los ganaderos, se establece unos porcentajes más elevados de piensos que deben provenir de la propia explotación o de la misma región. El 70% de los piensos para ganadería bovina y el 30% para porcina y avicultura deben ser de origen regional. Anteriormente, estos porcentajes eran 60% y 20% respectivamente.

Alimentos elaborados

El principal cambio para la elaboración de alimentos ecológicos es relativo al uso de aromas naturales, permitiéndose ahora aquellos cuya fuente sea única en un 95%. Por ejemplo, solo se permitirá que el “aroma natural de limón”, se haya obtenido en al menos un 95% del limón.

La nueva regulación europea para el sector de la producción ecológica incluye también un listado restringido de productos autorizados para la limpieza y desinfección en edificios e instalaciones de producción vegetal.

Control y certificación

Además de la certificación grupal antes mencionada, la otra novedad es que la inspección física anual no será obligatoria para todos. Anteriormente esto se aplicaba al 100% de las explotaciones e industrias certificadas. En este sentido, se hace una excepción para aquellos operadores calificados como de bajo riesgo que podrán ser inspeccionados cada 24 meses en lugar de cada año.

Por otro lado, cuando se detecten sustancias no autorizadas en los cultivos o en las instalaciones, se procederá al bloqueo e investigación obligatoria (con sospecha fundamentada), prohibiéndose el uso de la denominación como ecológico hasta el resultado final de la comprobación oficial.

Los minoristas que solo venden productos orgánicos preenvasados ​​no necesitarán certificación, aunque estarán sujetos a los controles oficiales. Además, las Comunidades Autónomas pueden decidir eximir de la certificación a los agricultores que venden pequeñas cantidades de productos ecológicos directamente al consumidor final.

En relación con las importaciones, los productores de países no pertenecientes a la Unión Europea tienen que cumplir las mismas normas que los productores europeos, de forma que cuando no exista un acuerdo comercial con el país de origen, se deberá recurrir a la lista de organismos o autoridades de control reconocidos y autorizados para realizar certificaciones en terceros países.

Sobre bioQualis

En bioQualis llevamos más de 25 años acompañando a empresas para su desarrollo en el sector ecológico. Ayudamos a simplificar el proceso de adaptación a la normativa, con servicios a medida de información y asesoramiento, desarrollo de productos, gestión de procesos de certificación y selección de proveedores. Para más información, contacta con nosotros.

Una de las principales herramientas para tomar el pulso al mercado, conocer tendencias e impulsar el desarrollo comercial son las ferias agroalimentarias.

Tras más de un año de parón provocado por la covid-19, el pasado mes de julio se volvió a celebrar de forma presencial Biocultura Barcelona, feria pionera del sector ecológico en Cataluña.

Pero, con la llegada del mes de septiembre y aplicando los adecuados protocolos de seguridad, vuelven al recinto ferial de Madrid (Ifema), algunos de los eventos agroalimentarios más importantes en los que bioQualis estará presente.

Organic Food Iberia – 8 y 9 de septiembre

La primera y única edición de Organic Food Iberia celebrada en junio de 2019 fue una experiencia positiva tanto para expositores como para visitantes.

Después de haberse cancelado su celebración en 2020, por fin se volverá a celebrar la cita profesional de referencia para el sector de la alimentación ecológica en la península ibérica.

Además de conocer a las empresas expositoras, también podremos asistir a interesantes seminarios, con temas de actualidad relacionados con la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (ACES) o el Plan de la Comisión para estimular la agricultura ecológica en la Unión Europea.

Fruit Atraction – 5, 6 y 7 de octubre

En el Año Internacional de las Frutas y Hortalizas, la próxima edición de Fruit Atraction contará con una dimensión – 8 pabellones – que demuestra su fuerza como gran plataforma de comercialización del sector hortofrutícola en España.

Según la organización, más de 95.000 visitantes de 140 países podrán acceder a más de 2.000 empresas expositoras en el momento idóneo para planificar la nueva campaña.

Además de los sectores tradicionales de frutas y hortalizas, la industria auxiliar o logística, también cuenta con el espacio Ecorganic Market, un área específica para el sector ecológico, facilitando así la mayor visibilidad de frutas y hortalizas bio, la categoría que está dinamizando el mercado ecológico en España, según el Informe anual de consumo 2020 (Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación).

Salón de Gourmets – 18 a 21 de octubre

Desde 1987 se viene celebrando la feria Salón Gourmets, convirtiéndose cada año en el escaparate principal de los alimentos y bebidas más exquisitos, incluyendo lo más valioso de los productos tradicionales y de las últimas tendencias.

Con más de 1.500 expositores, además del túnel del vino, el túnel del aceite de oliva virgen extra o la participación de las principales denominaciones de origen, desde hace casi una década, cuenta también con una zona temática – Organic Exhibition Área – dedicada a la promoción y exposición de productos ecológicos certificados.

Biocultura Madrid – 11 a 14 de noviembre

Está claro que la capital madrileña será también el centro del sector agroalimentario en los próximos meses, añadiendo a su programación ferial, la vuelta de Biocultura Madrid al pabellón 9 de Ifema, una 36ª edición que esperamos vuelva a ser la gran feria del consumo ecológico.

 

La ciudad de Barcelona y su entorno metropolitano viene ejerciendo históricamente un papel de liderazgo fundamental, en el ámbito de la alimentación y en los vínculos de esta con la salud o la ecología.

Con toda seguridad, se lo debe en gran parte a la Asociación Vida Sana, que viene impulsando históricamente el movimiento ecológico en España, con Biocultura Barcelona como feria de referencia.

Hoy día, la Ciudad Condal ofrece el mayor número de establecimientos de venta de productos ecológicos, con la cadena Veritas a la cabeza.

Recientemente, se inauguró en Mercabarna el espacio Biomarket, el primer mercado mayorista de alimentos ecológicos de España.

También, podemos encontrar en Barcelona una amplia oferta de restauración moderna y ecológica, originándose también en la capital catalana, la Asociación de Restaurantes Sostenibles.

Identificada internacionalmente como uno de los grandes centros europeos de consumo y comercialización alimentaria, mediante este reconocimiento como capital mundial de la Alimentación Sostenible 2021, desde el consistorio municipal, se pondrán en marcha numerosos proyectos y actuaciones durante todo el año.

Habrá que estar muy atentos por tanto, a las reflexiones que emanen de aquí en adelante, y que culminará con la presentación de la Estrategia alimentaria 2030. Una hoja de ruta para impulsar en los próximos años, la lucha contra el cambio climático, la producción ecológica y local, dietas más saludables y sostenibles, creando también oportunidades económicas para los sectores de proximidad.

Como acto principal, entre el 19 y el 21 de octubre de 2021, Barcelona será la sede del 7º Foro Global del Pacto de Política Alimentaria Urbana de Milán, cuyo tema central girará en torno al nexo entre alimentación y emergencia climática.

El próximo jueves 18 de febrero el olivar de bajo rendimiento será el protagonista del debate en una nueva tertulia virtual Agrícola Café, organizada por Editorial Agrícola y Henar Comunicación, con la participación de bioQualis, que se emitirá en streaming de 18:30 a 20:00 a través de Youtube.

En una agricultura cada vez más intensificada, el olivar de bajo rendimiento supone una gran reserva, no ya únicamente medioambiental sino también de empleo y de mantenimiento social de muchos de los territorios de nuestro país.

Esta forma de producir, que por sus peculiares características no puede competir en costes con un olivar intensivo o superintensivo, debe “repensarse”, si quiere seguir vivo y ser rentable en el futuro.

De ahí el título y escenario principal de este foro de debate, “Olivar de bajo rendimiento. Diferenciarse para vivir”, en el que expertos ponentes reflexionarán en torno al presente y, sobre todo, el futuro de este cultivo.

Para ello, la tertulia contará con la intervención del consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, que inaugurará el encuentro.

El corazón de este foro girará en torno a la mesa de debate, que moderará la periodista agroalimentaria Ana I. Sánchez, y estará compuesta por Manuel Jesús Sutil García, gerente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Sierra Mágina; José Luis García Melgarejo, especialista en Desarrollo Agroalimentario y Producción Ecológica; y José Alfredo Martín Piñas, cofundador de Apadrinaunolivo.org.

Desde bioQualis aportaremos nuestro granito de arena para exponer las posibilidades del olivar ecológico. No puedes faltar a esta importante cita, en la que también puedes participar con tus comentarios y preguntas a través del chat de Youtube de Editorial Agrícola y de Twitter, con el hashtag #Agcafeolivar.

INSCRÍBETE en el siguiente ENLACE.

 

En 2020, el año de la pandemia, los consumidores alemanes realizaron compras más conscientes y específicas, recurriendo cada vez más a productos ecológicos.

El Ministerio de Alimentación y Agricultura de Alemania confirma en un informe que las ventas de alimentos ecológicos han superado los 14.000 millones de euros en 2020. Resultado que supone un crecimiento del 17 por ciento respecto al año anterior, demostrando, además, que el sector ecológico se ha visto impulsado por la pandemia.

BIO-SIEGEL

Lo ecológico está en auge y no deja de crecer en el país germano, donde hace 20 años el gobierno alemán introdujo el bio-siegel, etiqueta alemana para identificar los productos ecológicos.

Desde su puesta en marcha en el año 2001, la superficie de cultivos ecológicos ha llegado al 10 por ciento y el volumen de negocio de la producción ecológica se ha multiplicado por seis. Veinte años después celebran en Alemania que más de 6.000 empresas identifican con este sello casi 90.000 productos.

COMPRADORES HABITUALES

Los compradores ocasionales se han convertido en compradores habituales. Los resultados confirman la tendencia de crecimiento a largo plazo del mercado ecológico. El 37 por ciento de los alemanes afirman que compran regularmente productos ecológicos. Y casi el 90 por ciento lo hace al menos ocasionalmente.

En frutas y verduras, el 64 por ciento de los ciudadanos alemanes prefieren la categoría ecológica. Pero también, para los productos cárnicos, embutidos y lácteos, la proporción de compradores ecológicos ha aumentado, llegando al 48 por ciento. En el caso de los huevos ecológicos, el 74 por ciento de las personas encuestadas afirman que compran estos productos “exclusivamente” o “a menudo”.

ALIMENTACIÓN SALUDABLE Y SOSTENIBILIDAD

No obstante, aunque el argumento más importante a favor de los productos ecológicos es el deseo de una dieta saludable, para el 49 por ciento de los alemanes encuestados, el precio es el argumento a favor de los alimentos convencionales. Porcentaje que ha bajado respecto al año anterior, en el que el 63 por ciento decía que optaría por el producto convencional por razones de precio.

Al consumidor ecológico alemán le interesa el origen de los productos y los valores nutricionales que contiene. La mayoría confía en que esta información es cierta, pero son más críticos con la información sobre sostenibilidad, como por ejemplo el impacto medioambiental de los productos.

Desde el punto de vista de la distribución, los supermercados son los puntos de compra preferidos por los consumidores ecológicos, con el 68 por ciento, seguidos de las tiendas descuento, donde suele comprarlos casi la mitad de los encuestados. El comercio online supone ya una opción para el 7 por ciento, aunque el 41 por ciento de los encuestados rechaza comprar los productos ecológicos en internet.

La producción de cítricos ecológicos sitúa a España en la tercera posición a nivel mundial, detrás de Italia y México.

Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), la superficie de cítricos ecológicos en España incrementa su crecimiento, reforzando su liderazgo en el mercado internacional. Entre los años 2018 y 2019 ha aumentado un 40%, pasando de 12.087 hectáreas registradas en el año 2017, a 16.691 hectáreas en el cómputo nacional a finales de 2019.

Por Comunidades Autónomas es Andalucía quien encabeza el sector con casi el 54% de la superficie registrada, seguida de la Comunitat Valenciana con el 25 % y la región de Murcia que aglutina el 19 %.

La demanda de productos frescos ecológicos es creciente y no sólo a nivel internacional, promoviendo en el sector agrícola la transformación de explotaciones a la agricultura ecológica.

PRINCIPALES CULTIVOS

El mejor ejemplo lo encontramos en el importante aumento de superficie dedicada a la producción de LimonesCon 1.675 nuevas hectáreas, es ya el principal cultivo de cítricos en el sector bio español, con el 43% del total y por delante de los naranjos que baja al segundo lugar con el 40%, seguido de mandarinos y clementinos con el 15%.

El tirón del mercado hace que, en limoneros ecológicos, Andalucía, Murcia y C. Valenciana se repartan la superficie, con 2.564 (36%), 2.341 (33%) y 2.151 hectáreas (30%) respectivamente. Un reparto que no se corresponde con la proporción que existe en producción convencional, liderado por los productores murcianos con más de la mitad de la superficie a nivel español.

Algo parecido sucede con las naranjas bio, donde la Comunidad Andaluza acapara de forma clara la producción, considerando que la Comunitat Valenciana cuenta con una superficie mayor de naranjos en agricultura convencional, donde aglutinan el 50% del total nacional.

Las ventas de cítricos ecológicos se distribuyen entre los meses de octubre a junio, concentrándose en mayor medida en diciembre, enero y marzo. Su mercado más importante es la Unión Europea, con Alemania, Francia, Portugal, Reino Unido y Holanda como principales destinos.

PRECIOS

Desde la perspectiva de precios, según el observatorio de la Consejería de Agricultura de Andalucía, el mercado de productos ecológicos establece un importante diferencial, en las cotizaciones de precios medias de las cuatro últimas campañas, tanto en naranjas como en mandarinas. Un mercado que requiere un conocimiento especializado y un plan de desarrollo específico.

Así, durante el período que va desde la campaña 2015/2016 a la campaña 2018/2019, en naranjas ecológicas el diferencial de precios medio es considerable, con un 45% superior a la producción convencional.

En el caso de las mandarinas, su diferencial de cotización fue de media un 33% superior, situándose en 1,22€/kg frente a 0,72€/kg de las convencionales durante la campaña 2018/2019.

OBJETIVOS 2030

La producción ecológica responde a los retos económicos, sociales y medioambientales. En primer lugar, a las demandas de los consumidores más exigentes. Por otro lado, a los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por Naciones Unidas (ONU) en 2015. También, a los objetivos que se plantea la Unión Europea (UE). En línea con las estrategias “De la granja a la mesa” y “Biodiversidad”, con las que se pretende alcanzar en 2030, que el 25% de las tierras agrícolas sean de cultivo ecológico.

Aunque se ha avanzado mucho, los cítricos ecológicos en España suponen solamente el 5%. Un nivel de desarrollo que será necesario seguir impulsando, para integrar los retos planteados y mantener la posición de liderazgo actual.

 

La importancia del sector agroalimentario andaluz se ha visto reforzada tras la crisis provocada por la pandemia. La industria agroalimentaria ha concentrado en este período cuatro de cada diez euros que exporta Andalucía, y supone uno de cada cinco euros del total de alimentos y bebidas que España ha vendido en el mundo.

Según Extenda, la agencia andaluza de promoción exterior, las exportaciones agroalimentarias de Andalucía alcanzaron los 9.360 millones de euros en los primeros diez meses de 2020, lo que supone su mejor registro histórico para el periodo enero-octubre, a la vez que aportó 5.847 millones de euros de saldo positivo con el exterior a la economía regional.

Este récord supone un incremento de las ventas del 0,3% sobre el mismo periodo del año anterior, creciendo en buena parte de sus grandes mercados comunitarios, pero, sobre todo en mercados más lejanos, que aportan diversificación, con China como el que más crece del Top 10 (+23,1%), y Marruecos (+47%), Suiza (+37%), Australia (+19,9%) y Arabia Saudita (+12,6%), como los que más suben del Top 20.

Crecimientos en Asia, África y Oceanía. Europa es el principal destino del sector agroalimentario andaluz, en cuyos principales mercados siguen aumentando sus exportaciones en los primeros diez meses del año, aunque los crecimientos más significativos se producen en Asia, África y Oceanía.

China es el mercado que más crece de los diez primeros, un 23,1%, situándose ya como el octavo destino del agro andaluz, con 269 millones de euros (2,9% del total).

Las grandes economías europeas continúan ocupando los primeros puestos, con Alemania como primer mercado, con 1.654 millones, seguido de Francia, con 1.237 millones Reino Unido, con 922 millones.

Las hortalizas son las más vendidas y el sector de cárnicos el que más crece. Por capítulos, en el periodo enero-octubre de 2020 continúan liderado las hortalizas, con 2.598 millones, el 27,8% de total y un incremento del 8,9% respecto a los diez primeros meses del año anterior. Por otro lado, el que más crece de los diez primeros es el de carnes y despojos congelados, con un 34% más de ventas, hasta los 248 millones, el 2,7% del total de las exportaciones, lo que lo sitúa en sexta posición.

Almería lidera y Málaga es la que más crece. Las provincias en las que las producciones hortofrutícolas tienen mayor peso en su producción agraria, como son Málaga Granada y Almería, son las que más crecen en este periodo; mientras que aquellas en las que el aceite de oliva tiene mayor representación, como Córdoba, Jaén o Sevilla, sufren la bajada de sus ventas, perjudicadas por la crisis de precios que acusa el sector.

Almería continúa como líder destacada de las exportaciones agroalimentarias de Andalucía, con 2.562 millones de euros vendidos entre enero y octubre, el 27,4% del total. Le siguen Sevilla, con 2.101 millones que supone el 22,4% y Huelva, con 1.246 millones, el 13,3% del total.

Málaga vuelve a ser la provincia que más aumenta sus ventas agroalimentarias en los primeros diez meses del año, un 7,7% más interanual, hasta alcanzar los 1.113 millones, impulsada por la destacada subida del cárnico.

A pesar de la crisis derivada de la Covid-19, en los primeros diez meses del año también ha crecido el número de empresas exportadoras.

Fuente: Extenda

Blog BQ

Potenciar la calidad de los alimentos, la seguridad alimentaria, el desarrollo rural, la integridad del medio ambiente o fortalecer las capacidades productivas de los territorios rurales son los principales fundamentos de la producción ecológica. Avalada por una regulación y un sistema de control de ámbito europeo, la sociedad dispone hoy día de una oferta completa de alimentos ecológicos, libres de sustancias químicas de síntesis y de organismos genéticamente modificados. Aunque si la valoramos con visión holística, la alimentación ecológica aporta múltiples beneficios a consumidores, productores y empresas.

Sabor y Salud. Continuamente se publican trabajos de investigación que demuestran las propiedades relacionadas con la aportación a la salud y satisfacción por su consumo. La profesora de la Universidad Politécnica de Valencia María Dolores Raigón lleva años investigando los atributos específicos de los alimentos ecológicos. Sus trabajos indican una mayor concentración nutricional en los productos vegetales, ya que se respeta el ritmo de crecimiento natural de la planta y se recolecta en su momento óptimo de maduración. También contienen menos agua, lo que favorece la intensidad de los sabores y la concentración de nutrientes, alargando su periodo de conservación en óptimas condiciones.

Equilibrio medioambiental. La agricultura ecológica apuesta por la conservación de la biodiversidad de las zonas agrarias, reduce las emisiones de gases de efecto invernadero, haciendo de la prevención y la simbiosis natural entre animales y plantas su mejor herramienta. Por su parte, la ganadería ecológica juega un importante papel en la gestión de los bosques a través de la ganadería extensiva, en la conservación de razas ganaderas autóctonas y el bienestar animal. Además de ofrecer productos cárnicos de alto valor añadido, las especialidades gastronómicas encuentran en la elaboración con productos ecológicos una excelente oportunidad para mejorar su comercialización.

Valor social. Es importante recordar la aportación de la agricultura ecológica a la igualdad de hombres y mujeres del medio rural. También contribuye a la fijación de población en estas áreas, resaltando en la sociedad la labor de los trabajadores del campo e innovando con nuevas fórmulas comerciales que suponen una oportunidad para fortalecer el tejido empresarial agroalimentario, respondiendo al mismo tiempo a las demandas de los consumidores, cada día más preocupados por una alimentación socialmente responsable.